Archivo de la categoría: COCINA

Qué hacer sí se “sala” la comida que estás preparando

Hasta los mejores cocineros han tenido este problema… La cantidad de sal que se le echa a la comida puede variar mucho en gustos, pero una comida sin sal, honestamente no sabe a nada, pero siempre es mejor eso y que cada comensal le ponga sal a su gusto que la comida quede extremadamente salada y sea incomible.

Cuando la comida es una sopa, caldo o salsa, pensaríamos que si ya se nos pasó de sal la opción es agua, pero no siempre es lo más ideal ya que sí lo que se está preparando debe tener un grado de espesor, el agua lo aligeraría demasiado y también lo arruinaría.

El tip que les doy es echarle a su guisado (ya sea caldoso o más solido) es papa hervida cortada en pedazos. Sí el guisado no lleva papa, ¡no importa! dejenla un buen rato en lo que terminarna de cocerse y cuando acaben, la quitan. ¡Así de fácil!

No descarten el agua obviamente, pero sí se las ven muy negras y no quieren empezar desde cero usen la papa, tiene cualidades absorbentes y por lo tanto se la queda.

Obvio si no quieren desperdiciar la papa en caso que su receta no lleve papa, hay mil formas de usarla después… al final ya está cocida, y tiene sal, así que con un chorrito de aceite de oliva, mantequilla o para ensaladas es perfecta.

Deja un comentario

Archivado bajo COCINA, CURIOSIDADES, DE HACER

El secreto del pepino

“Cucumis sativus” más conocido como pepino es una planta herbacea considerada vegetal que es elemento principal en cualquier regimen alimenticio saludable y es un elemento súper importante en comidas como la árabe y la mexicana.

Pero bueno, no se si les ha pasado que cortan el pepino para prepararlo simple, con limón y chile y de pronto ewwwww súper amargo… ¡Faaaaatal! Pues bueno aquí les tengo un tip súper sencillo para evitar que ese sabor amargo les arruine el antojo:

Cuanto corten las esquinas del pepino antes de pelarlo, van a frotar con movimientos circulares la esquina correspondiente, y luego la otra, si ven que sale como un tipo de espuma blanca, no se agobien es normal. No se si esto es química o que pero EN SERIO SI FUNCIONA… inténtenlo y verán.

Para las que no estén a dieta (digo, no es como que engorde mil), les dejo una receta que aunque suena rara mis amigas no me dejarán mentir que es una de las cosas más deliciosas del planeta: pepinos con mucho limón y caldo de pollo granulado, mucha gente me ha visto feo por decir que es una de esos antojos extra deliciosos, pero en serio, lo defiendo y lo defenderé por siempre. Les digo que no es tan de la dieta porque el caldo de pollo hace que se retengan líquidos y pues no ayuda mucho, pero de vez en cuando definitivo no hace daño.

Deja un comentario

Archivado bajo COCINA, CULTURA, CURIOSIDADES, DE HACER

Las micheladas. ¿un arte mexicano?

La michelada es una bebida mexicana que se prepara mezclando cerveza, limón, sal y hielos (algunas veces).

El origen de esta bebida es variado, pero después de muchas búsquedas, podemos asegurar que es mexicana, exactamente de San Luis Potosí. Cuentan que en los 70, llegaba un socio llamada Michel Ésper al Club Deportivo Potosino y pedía una limonada de cerveza, o sea en una copa tipo chabela de cerveza, limón, sal y un ¡popote! Los socios del club empezaron a pedir una “limonada como la de Michel” y de ahí al parecer salió el nombre. Hay otros supuestos, que tienen que ver con un General Michel oriundo de San Luis Potosí y la posible etimología del inglés de “mix-chilled”, pero estos supuestos más detallados los pueden ver en el blog de La Tertulia Cervecera que tiene un comentario de lo más acertado respecto al origen de las micheladas, leanlo, no paré de reir.

Pues haciendo honor a nuestra creatividad mexicana muy característica, la michelada común y corriente no es la única que bebemos, la más típica y muy conocida, es la Michelada Cubana, esta se prepara igual que la original pero además se le pone salsa Maggi, salsa Inglesa y Tabasco (al gusto), está es de mis favoritas. Hay modalidades más comestibles (o sea deja de ser bebida y se convierte en un tipo de cocktel) porque le ponen camarones o almejas y en una modalidad más dietética, pepinos y jícamas.

De esta se derivó otra que hace muchos años (sin saber que ya existía) una de mis grandes amigas, Lili y yo “inventamos” y la apodamos el “Chompi Special” en honor a un amigo de su papá que nos decía que nosotras no éramos solo amigas, éramos Chompiras (o sea brothers) y bueno… esa michelada además de todo lo que lleva la Cubana, la preparamos con clamato, el famosísimo jugo de tomate con almeja, que al parecer solo en México es “normal”, ya que me ha tocado presumirles a extranjeros esta bebida idonea para levantar muertos y al escuchar jugo de tomate+almeja no pueden con ello, pero ya he retado a varios a que la prueben (ellos se la pierden). En algunos lugares esta michelada se le conoce como Clamachela, pero es muy conocida como Clamato con cerveza.

Muy famosa también es la Gomichela, en la forma de michelada clásica o cubana, le ponen gomitas de fruta enchilada. La Chabelita es una michelada clásica con refresco de manzana o rojo (Lulú o Trebol) ¿Se acuerdan? pues sí… todavía existen y los mexicanos más creativos han sabido como sacarle partido además del clásico refresco en bolsa de tiendita de afuera de escuela.

Y ya si de por sí la michelada es extra mexicana, la que lleva pulque ya es como redundar en el mexicanismo absoluto. Para los que no sepan, el pulque es una bebida alcohólica que se fabrica a partir de la fermentación del jugo o aguamiel del agave o maguey (especialmente el maguey pulquero).

Así que bueno, la creatividad mexicana se exhalta una vez más en esta bebida (a veces botana) que para la playa o la alberca es como un complemento perfecto a cualquier hora y para los crudotes resacosos que necesitan volver a la vida.

1 comentario

Archivado bajo COCINA, CULTURA, CURIOSIDADES, DE DAR, DE HACER

Recetas que salvan I

¿O no mil veces nos gustaría comer más comida casera pero solo el tiempo no es suficiente? A mí me pasa un montón, y la verdad es que me gusta cocinar y probar nuevas recetas pero en serio llegar a las 8 a pensar que voy a cocinar me apaga… Sin embargo, ayer en la noche me forcé a regresar a la sartén y hacer (por temas de salud y porque no decirlo… vanidad) una receta rápida, fácil y seguro con ingredientes que siempre tenemos en el refri y la alacena:

Si les da flojera poner la carne a cocer para que se suavice, hay una carne que venden en todos los súper mercados que viene empaquetada rinde 5 porciones y las dos marcas que yo conozco comienzan con G y una de ellas acaba en -ten, esa carne ya viene precocida, la pueden guardar en el congelador o si la van a preparar rápido, en el refri no tiene problema (de hecho esa es la que use ayer).

  1. Pican un cuarto o media cebolla y un jitomate mediano entero (o 3/4 de uno grande).
  2. En una sartén grande ya caliente, ponen aceite o el spray poco calórico del que hablé en uno de los primeros posts. Echan la cebolla y el jitomate para que se frían, echan la carne y revuelven. Ponen sal, pimienta, salsa maggi y salsa valentina al gusto.
  3. Dejar que se cueza como 5 minutos más y revuelvan de vez en cuando.

¿Listo! No saben que bien queda y ya tienen un buen guisado casero súper rápido. Si quieren acompañar con tortillas y aguacate, seguro estára buenísimo. ¿A ver como les queda?

Deja un comentario

Archivado bajo COCINA, CUIDADO PERSONAL, CURIOSIDADES, DE DAR, DE HACER