Archivo de la categoría: COTIDIANIDAD

El día a día… ¡no te digo más!

Multitasking ¿ventaja o carga?

Parte de porqué empecé a escribir este blog es para ejemplificar a la mujer multitasker y hasta hace 3 meses que inicié este proyecto yo en serio consideraba ser un ejemplo bastante bueno del multitasking ya que tengo la capacidad de estar en varias cosas a la vez y poder hacerlas todas (a veces bien y a veces no tanto), sin embargo es en estas últimas 3 semanas que realmente el multitasking se apoderó de mí…

Siempre he tenido la habilidad (o desventaja) de estar en varias cosas a la vez, tipo en la universidad le hacía caso al profesor, tomaba apuntes, platicaba con mi amiga la Nakecha o jugaba Sudoku con mi cuate Hansi y aún así me iba bien en calificaciones, no sé, también eran otras épocas…

Otra que varios que me conozcan y lean esto no podrán negar que soy capaz de estar como en 3 o 4 conversaciones a la vez y pongo atención a todas y opino en la mayoría… ya sé que ese no es solo un atributo mío sino que muchas mujeres lo han desarrollado a lo largo de la vida, pero oigan, al final eso ya es un caso de multitasking ¿no?

El caso más típico es a la hora de la chamba, estás en el teléfono, contestando un mail y haciendo un escrito, sacando números -o lo que haces regularmente en tu día a día- y muchas veces tu jefe por la otra línea pidiéndote que le ayudes a darle seguimiento a la recuperación de su membrecía en el club “whatever”…

Pues bueno, el tema de las últimas semanas se ha acrecentado exponencialmente ya que además de tener un trabajo “9 to 5” (más bien 8 to 6), me pidieron ser voluntaria en una asociación civil que se dedica al desarrollo de los niños, por lo cual mi corazón de pollo no pudo rehusarse -además me hace sentir mejor persona poder dar un poco a los demás-; y a eso súmenle que junto con mi hermana y una gran amiga decidimos montar un negocio de repostería, lo cual va arrancando pero A-laaaa que ha sido muy difícil, sobre todo para coordinarnos con los tiempos ya que mi hermana estudia una maestría en arquitectura y mi amiga es madre de mi sobrino increíble de 8 meses, así que aunque para las 3 es una satisfacción enorme empezar con un negocio propio, el cansancio y los sacrificios ya son parte de nuestros adjetivos diarios.

Obvio no descuido mi vida social y sigo twitteando, leyendo blogs y libros, viendo FB de vez en cuando y chateando en skype, gtalk y whatsapp… ¿normal no? Lo que sí es que ya no estoy tan al día con las series de la tele y jamás me paro ya por el cine, pero bueno, unas por otras ¿no? Muchos se identificarán conmigo, otros no tanto, pero para mí el ser multitasker es una habilidad que debe llevarse con mucho respeto, porque lo que no puedes permitir es que te gane la cantidad y dejar la calidad atrás y en todos los sentidos porque muchas veces estar en 3 pláticas a la vez hace que no estés en ninguna, por más que creas que sí, o hablar por teléfono y mandar el mail al mismo tiempo puede generarte que no adjuntes el “attachment” o peor aún, lo envíes a la persona que no querías que estuviera copiada…

¡Aahhhh! Y para no dejar “last but not least”, empecé este proyecto personal de canalización y diversión que ¡¡¡no quiero dejar!!! Por lo cual, a partir de ahora, para no dejar tanto tiempo de abandonamiento, escribiré artículos más cortos pero espero llenos de información interesante que a las mujeres (y hombres) multitaskers les sirvan y les gusten.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo COTIDIANIDAD, CURIOSIDADES, DE HACER, DE NO HACER

Los romances oficinistas (godinez) ¿Jalán o mejor ni acercarnos?

Para los que en algún momento de nuestra vida hemos estado más tiempo en la oficina que en la calle o echando el cotorreo fuera, y para decir que estamos más tiempo es porque vamos mínimo de 9 a 8, tenemos que resignarnos a que tu vida inmediata es ahí, y yo como muchos, caí en el cliché del “romance oficinista” o “godinezlove” y pues tuvo sus buenas y sus malas, pero sí fue muy divertido. En mi caso no estaba prohíbido como política de la empresa, y de hecho hasta muchos lo exaltaban, sin embargo para que eso funcionara dentro del trabajo (ya es otra cosa lo que pasa afuera), si hubieron unos HACERES Y NO HACERES que subsistieron por varios años, algunos de los que mencionaré no fueron de experiencia propia pero sí de experiencias en ese trabajo.

El que hacer y que no hacer depende mucho de como quieres que se de, si es un noviazgo oficial pues igual no te importa mucho que todo mundo se entere, pero sí es algo casual igual quieres que se quede entre tu y el susodicho(a), por lo cual, aquí solo estamos enlistando los que a nuestro parecer nos funcionaron, ¿a ver, y ustedes que opinan?

HACER

  1. Aunque sepa todo el mundo del romanceo, dentro de la oficina se deben tratan como colegas.
  2. Sí te peleas, que nadie se entere. Es problema de dos, no de los demás.
  3. Si te peleas o tienes problemas con el godinez o la godinette, no puede repercutir en tu desempeño laboral.
  4. Trata que sea de un área distinta a la tuya, hay menos rose y/o competencia en su caso.
  5. Si quieren echar pasión, la sala de juntas es lo más in (más si están en gallineros y no tienen oficina propia).
  6. Cuando van con los demás colegas a beber después de trabajar, “jugar” abajo de la mesa sin que nadie se de cuenta es bastante sexy.

NO HACER

  1. Si es tu jefe, evítalo a toda costa, salvo que esté soltero y te de el anillo ese día.
  2. No tomar o pasarse de copas en las fiestas laborales porque es más fácil que se nos olvide el pudor y termines dando un PDA (Public Display of Affection) que el lunes no te vas  querer presentar.
  3. Si quieres echar pasión, por más arriesgado y emocionante que sea, no es muy correcto hacerlo en horas laborales, sí te cacha el jefe o cualquiera te puedes meter en un problemón. (Salvo que encuentren un safe spot que sepan que nadie va a llegar).
  4. Meterse a echar pasión a la oficina del jefe.
  5. Aprovechar las cámaras de vigilancia para grabar su propio video porno.
  6. Enamorarse.

Yo viví más el romanceo fuera por lo cual mis experiencias “in the office” son bastante escasas, espero ver aquí más de sus experiencias y obvio sus opiniones de los sí´s y no´s del romanceo oficinista.

GODINEZ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ DAMITA GODINEZ

5 comentarios

Archivado bajo COTIDIANIDAD, DE HACER, DE NO HACER, EVENTOS Y SOCIALES

La dieta de la T y sus derivados (oriunda mexicana y de uso para turistas) -la tortilla-

Ni siendo mexicanos sabemos la cantidad de alimentos “T” que consumimos y eso que desde que nacimos aunque fuimos la torta bajo el brazo de nuestros padres, nacimos con una tortilla en la mano.

Primero que nada debo explicar que la tortilla original es de maiz. Ahí no se queda la clasificación porque puede ser maiz amarillo o azul (o criptonita como diría mi papá). También de harina de trigo (esencial para las quesadillas caseras o “quecas”), pero la básica es la de maiz y el uso más típico (sin tomar en cuenta echarle sal y hacerla rollito) es el TACO que según el significado número 10 de la RAE es:

10. m. Tortilla de maíz enrollada con algún alimento dentro, típica de México.

Esto lo explica perfecto, cualquier cosa que le pongas de relleno a una tortilla, es un taco, por lo cual, el taco es a México como la pasta a Italia, si pides pasta sola te van a decir, ¿de que?, igual con los tacos, -estando en España, un amigo me preguntó que si venía a México pedía “tacos” y le contesté, ¡noooo! hay de muchos tipos, es como pedir “bocata”-  pues dependiendo de la taquería a la que visites, tus tacos pueden cambiar. Pero eso sí, el taco siempre se ha considerado una comida casual, no es elegante (salvo en algunos restaurantes que fusionan la idea con nuevos experimentos), tacos los puedes comer desde la esquina de tu casa, hasta locales enormes y “más formales”.  Me atrevo a decir que un platillo oriundo del DF son los “tacos al pastor” que son de carne de puerco sazonada con achiote y chiles rojos en un trompo al estilo kebab, se sirven además con piña, cebolla y cilantro (el pasto o jardín como se llama) y muchos le echamos limón (son una maravilla). Los tacos al pastor además son populares entre los fiesteros para terminar con el reventón, ya que generalmente encuentras taquerías nocturnas por todos lados.

Para los extranjeros primerizos, si recomendaría primero visitar un establecimiento de esos que ya son cadena, porque entrarle a la comida de la calle es una aventura que muchas veces hasta a los mismos mexicanos nos puede sorprender, lo que sí es que de la calle, no podemos dejar pasar las quesadillas, cualquier mexicano diría, pues es tortilla con queso, y recientemente se ha dicho que proviene del nahuatl QUETZADITZIN pero ¡¡nooo!!, “quesadilla es un término español… tío jooe”, así es, en el link anterior pueden ver de donde viene, y pues tal cual lo dice muy bien, en el DF la quesadilla no es exclusiva del queso, también las encontramos de papa, champiñones, chicharrón, tinga, flor de calabaza, huitlacoche que puedes combinar entre ellas pero lo más usual es que la pidas acompañada con queso.

Muy amigos de las quesadillas de puesto (o en cualquier restaurante de comida mexicana), están los sopes, las gorditas, los huaraches, los tlacoyos las picadas y las tostadas (en adelante los “Antojitos“). Definitivamente un mexicano sabe cual es la diferencia (deberían de preguntarla en los exámenes de naturalización), pero para un ojo que no nació con Antojitos, pues los ven iguales o por lo menos parecidos. Todos los Antojitos son variaciones de la tortilla típica, pero la principal diferencia es que la tortilla es mucho más gruesa y en la mayoría de ellos, el frijol es la estrella.

El sope es redondo y tiene como bordes, adentro está relleno de frijol y queso y ya dependiendo de los gustos le puedes poner pollo (y salsa).

Las gorditas es literal una tortilla inflada que se rellena de diferentes cosas, pero sin duda la mejor y más famosa es la de “chicharrón prensado”, por mucho es un favorito de varios.

Los huaraches son más gruesos que la tortilla pero más delgado que el sope, su forma es ovalada (asemeja la suela de un huarache o chancla) y va con frijol queso y salsa verde o roja (ya hablaremos de salsas).

Los tlacoyos son en forma ovalada puntiaguda, tipo un balón de americano pero aplastado, son más delgadas que las gorditas y siempre vienen rellenas (frijol y requesón es lo más común), se acompañan con nopales y queso y salsa recien salidos del comal.

Las picadas son como los sopes, la diferencia que encontraría es que son más pequeñas y los rellenos son de más cosas y el frijol no es esencial. Corríjanme que hasta ahora juraba que era una forma distinta de decirles a los sopes.

Las tostadas, pues… aquí entramos a otra clasificación de la tortilla que es “dura”, la tostada es la tortilla típica pero tiesa. Esta consistencia se logra porqué está frita o muy asada y se endura. Las típicas son de pollo y pata de cerdo (es recomendable aunque la consistencia no es muy del agrado de muchos). Se ven más elaboradas de lo que son, llevan frijol que se embarra por toda la tostada, el relleno (pollo o pata), lechuga, queso y encima crema y salsa. Algunas veces les ponemos aguacate. Es normal en las marisquerías encontrar tostadas de todo porque es una comida que pega en casi todas las variedades de comida mexicana. El highlight de comer tostadas es la embarradera ya que al ser dura, delgada y con tanto peso, en cualquier momento se rompe o a la hora de la mordida te llenas de todos los ingredientes porque se come con la mano obviamente. Una delicia típica de la comida mexicana.

Y hablando ya de las tortillas duras, también encontramos los totopos, estos se comen con guacamole (aguacate con limón, jitomate y cebolla revultos tipo salsa pero con una consistencia más espesa), o los usamos para hacer chilaquiles, que son totopos bañados en salsa verde o roja, cebolla, crema y queso, también pueden ir con pollo o un huevo estrellado, es conocido y deseado en las crudas o resacas de los fiesteros porque el sabor chiloso y la sencillez del platillo hace que sean más llevaderas las horas subsecuentes. No nada más es para los fiesteros, los chilaquiles se acostumbran en los desayunos e incluso para comer. Hermanos de los chilaquiles pero volviendo a la tortilla suave, están las enchiladas, misma receta pero estas son tacos rellenos de pollo bañadas en la salsa, crema, queso y cebolla. Hay varias presentaciones como: enmoladas, enfrijoladas, entomatadas, suizas (ajá…) y seguro en-algo más. 

No se si con esto acabe, pero no se nos puede olvidar los tacos dorados y flautas. La diferencia es el tamaño y el grueso del relleno, los tacos dorados generalmente van rellenos de pollo (pero no es el único relleno), para que se hagan dorados, se fríen en aceite y se les pone un palillo para que queden cerrados y no se les salga el relleno, una vez fritos y un poco abosorbidos para que la grasa no escurra, se sirven con crema, queso, lechuga y aguacate o guacamole (y salsa al gusto). Las flautas es una tortilla mucho más larga que igual va rellena de pollo, carne, queso o lo que sea, se fríe (a veces encuentras el palillo, a veces no) y se come con crema, lechuga y queso.

En todos los platillos derivados de la tortilla (y también en la comida mexicana) la salsa es un elemento al gusto del consumidor, si bien en México podemos encontrar salsas de todo tipo de chiles, no todos lo comemos o nos gusta, por lo que aun cuando la tendencia es preparar la comida picante, en los restaurantes y en los puestos, podemos encontrar perfectamente comida que no esté cocinada con chile y que te den la opción de ponerle la salsa que quieras y cuanto quieras. (Proximamente, la guía de las salsas).

Por la capacidad ya no pude subir más fotos, pero creanme que las descripciones las hice antes y viendo las fotos me di cuenta que hoy tengo mucha hambre y comprobé que si soy una mexicana consumada fan de la dieta T.

Y eso que no hemos hablado ni de tortas ni de tamales…

Deja un comentario

Archivado bajo COTIDIANIDAD, CULTURA, CURIOSIDADES, DE HACER, DE NO HACER

De enojos y frustraciones superadas

Cuando hay mucho estrés y de pronto te das cuenta que no te calienta ni el sol, solo hay una cosa, el enojo te ha conquistado. Después de una situación que me pasó hace unos días, en calma ya, pensé en el significado que para mí es el enojo, pero primero quise ver en el dicciónario de la Real Academia Española que quería decir, y según la RAE el enojo es:

(De enojar).

1. m. Movimiento del ánimo que suscita ira contra alguien.

2. m. Molestia, pesar, trabajo. U. m. en pl.

3. m. ant. agravio (‖ ofensa).

El enojo según yo:

La manifestación de la frustración.

He llegado a la conclusión que los enojos son viles expresiones de lo que pretendemos hacer de alguna manera o esperamos que sea de alguna forma que al final no sale -ya sea que dependa de nosotros o de un externo-. Primero que nada, las personas que se frustran por todo deben eliminar la creencia que lo externo lo pueden controlar, así es, tú no puedes hacer nada respecto a lo que depende de otra persona o el entorno, así que las personas que ya pasaron la adolescencia se ven muy inmaduras sí este tipo de situaciones los frustran. Es díficil pero se aprende y lo mejor es respirar.

Definitivamente la gente que no se enoja o tiene un nivel de frustración bajo, en mi opinión no la entiendo, pero considero que es gente mucha más madura que sabe ver las situaciones desde un contexto más objetivo y de plano “no se enganchan”, ¡suertudotes! sin embargo creo que el enojo algunas veces es necesario de expresar porque no se puede ir por la vida tragando camote y dejando que el de enfrente sea un abusivo que siempre logre su cometido sin importar lo que le pase al projimo.

Todo este chorote me cayó en la cabeza después de que una “lady” se pasó un alto en una glorieta muy transitada al sur de la ciudad donde además no hay carriles marcados. Yo iba hacía la izquierda y al momento que ésta señora se pasa el alto, casi me choca, obvio me dio la histeria total y le empecé a tocar el claxón, se hizo la que no pasaba nada y antes de llegar al siguiente semaforo en alto, nos toca juntas, pues esa mujer baja el vidrio y me pinta el dedo más vulgar que he visto (ni para que describirlo, me bajaría a su nivel). Sé que en otro momento yo le hubiera gritoneado o solo le hubiera regresado el complemento que me hizo, pero esta vez solo voltié y le dije, “te voy a pasar porque tengo que ir a la izquierda, gracias”, bastante serena, se puso el siga, me le adelanté y seguí hacia la izquierda.

No voy a negar que ya más adelante seguía como muy caliente de la situación, pero me di cuenta que enojarme me hubiera llevado a hacer algo poco maduro y en una de esas peligroso (si le contestaba igual, seguro se bajaba a pegarme), respiré y poco a poco empecé a sentir más tranquilidad y me dio mucha emoción mi reacción ya que ante este tipo de cosas sí me enchilo. Ese día en la tarde tuve una plática relacionada al acontecimiento de la señora grosera y el comentario a mi reacción fue atinadísimo: “El enojo aireado -el que se manifiesta y todo mundo se da cuenta- sólo lleva a más enojo y frustracion, porque con ello no se resuelve nada y el que se queda enganchado eres tú”.

Poco a poco a los enojones tipo yo que tenemos poco nivel de frustración, con dedicación se va quitando, les sugiero pensar en esto, ¿Qué les ha traido de beneficio enojarse?, mi recomendación es respirar y no reaccionar al instante, controlen lo que sí está en sus manos y dejen que lo externo actue como sea, pero contrólense a sí mismos y van a ver la sensación de felicidad que les deja.

2 comentarios

Archivado bajo COTIDIANIDAD, DE DAR, DE HACER, DE NO HACER

Detalles para los pies

Retomando la importancia de los pies, un buen doctor me tumbó varias creencias que hasta este momento les prometo que ustedes juraban que era lo mismo que yo  y que han usado o hecho sin saber las consecuencias:

  1. Talco. Según e doctor el talco lo único que hace es la pantalla de solución inmediata. La consecuencia de ponerle a los zapatos no es que evite el mal olor o el sudor, ya que a la larga no previene el sudor y con ello se forman como pastas combinadas con el talco que solo dejan un masacote en el zapato. Recomienda que para productos contra el mal olor y el sudor se utilicen en aerosol y productos que sean para los pies (no zapatos), las cremas antitranspirantes también son recomendadas. Ya en casos muy extremos hay productos en aerosol que son para los zapatos que combinados con los de los pies ya dan una solución a esos problemas que impiden ponerte zapatos abiertos.
  2. Uñas pintadas, solo en ocasiones. Para todas las que nos encanta el mani-pedi, pues les digo que el barniz, el gel, acrílico y cualquier cobertor de la uña no es recomendable ya que no deja respirar a la uña como debe, sin embargo si podemos ir a que nos hagan el súper masaje de pies y manos y para ocasiones especiales que nos pongan el color de moda para que nos veamos con todo, pero el doctor comenta que no más de 3 días seguidos.
  3. La lima de los cayos… olvídense. Hablar de pies podría sentirse como algo políticamente incorrecto o solo no muy ad hoc para una conversación tan pública, pero es una realidad de nuestra vida, en fin. Pues esta si que me sorprendió, la lima de cayos (que desde hace varios años encontramos en diferentes presentaciones) es solo un alivio temporal a resequedades e incluso cayos. El doctor dice que las resequedades y posteriormente si no se cuidan bien, cayos, son resultado de la fricción entre el pie y el zapato. ¿Qué es lo que hacemos al limarnos el pie? Pues generar más fricción. Aun cuando veamos que en el momento el área del pie atendida nos queda suave y con menos rastro de esa durocidad, es sólo momentáneo, así que si tienen algo que les duele o molesta, QUE NO HACER: usar limas. QUE HACER: mejor vayan con un podólogo a ver que tratamiento les conviene, el cayo (aunque no lo crean, no es solo externo, sino que forma internamente tipo acumulaciones) y por lo tanto requiere un tratamiento más a fondo para liberarse de él.
  4. Cortarse las uñas. Independientemente de las mañas o las creencias, las uñas de los pies tienen que estar un poco largas para poderlas volver a cortar por lo cual el doctor dice que deben cortarse en un periodo mínimo de 3 semanas, dice que sí están bien cortadas, igual puede pasar más de un mes sin que sea necesario rebajarlas. Una buena técnica de cortarlas es seguir la forma del dedo y la uña, esto hará que el crecimiento sea natural y evite encajamientos dolorosos.

DE HACER:

Muy sencillo y casero: Todas las noches antes de dormir, ponerse en todo el pie vaselina, sí es grasosa y sí es pegostiosa, pero para que tenga el efecto y los resultados de mantener los pies suaves y sin resequedades, la recomendación es ponerte unos calcetines para que se guarde y concentre el producto, ya que sí te lo pones sin calcetines pues a la primera con las sabanas se va a quitar y ya no sirvió de nada sufrir la pegostiosidad.

2 comentarios

Archivado bajo COTIDIANIDAD, CUIDADO PERSONAL, CURIOSIDADES, DE HACER, DE NO HACER

Lo que las mujeres queremos saber sobre coches

Pues como yo no tengo quien me lleve a verificar mi coche, me puse a investigar cuanto cuesta la verificación, este impuesto monísimo, que bien que mal ha ayudado en bajarle a la contaminación durísima que a finales de los 80 nos daba el pretexto (a los niños de esa época) de no ir a la escuela por la “contingencia”, así que bueno, si ha servido para contribuir con la mejora ambiental y demás pues sigamos con ello.

Además de que yo soy la encargada de verificar mi coche, soy mujer, y los temas de talleres, servicios, verificaciones y tecnisismos automovilescos no son ni cerca intereses que me llamen la atención y además soy cero hábil, así que para mujeres (y hombres) que no son tan hábiles y tenemos la necesidad de tener que ir a hacer estos menesteres, ahí les van algunas cosas que quieren saber:

  1. La verificación cuesta $369 sea 00, 1, 2, rechazo o evaluación técnica.  Dudas generales de verificación visiten: http://www.sma.df.gob.mx/verificentros/index.php?op=inicio&opsubmenu=introduccion
  2. Tienes 30 días después de que venza tu póliza del seguro para pagarlo sin dejar de estar cubierto.
  3. Traer siempre en la cajuela un bote de Tire Fix, que es una espuma que “rellena” la llanta si se te poncha sin tener que cambiarla ¡así o más hecho para mujeres!
  4. Para los servicios de su coche, no tienen que leer todo el instructivo (¡gracias a Dios!), pero si tienen que abrir el manual y hasta atrás vienen como unos cupones donde te pone el kilometraje en el cual debes meter el coche al servicio y que le van a hacer. Para servicios recomiendo hacerlos en la agencia por las garantías, aunque son más caros que en un taller normal, no es grande la diferencia y estás protegido por cualquier cosa. No olviden sellar el cupón ese cuando salgan del servicio porque si no a la siguiente no te hacen válido nada.
  5. Cuando prendan el coche, siempre pisen el freno, meter el acelerador (sorry la fresés) pero es sooo 80´s y nada más lo acabas ahogando.
  6. El coche de velocidades no come, es cuestión de práctica y algunas paradas en seco sin querer, pero es más divertido manejar (conducir) en ellos, el problema es que en el DF con el tráfico es una opción poco cómoda.
  7. Para cambiar una llanta ponchada: busquen al primer hombre que encuentren y pídanle ayuda. Me declaró totalmente inepta para hacerlo. Son contadas las mujeres que lo han logrado.

Pues como ya decía, no es mi área de expertise y excepto por lo del Tire Fix que hoy fue un gran consejo de un muy cuate, de todo lo demás he sido víctima. Sí tienen más consejos, mucho se agradecerán.

2 comentarios

Archivado bajo COTIDIANIDAD, DE DAR, DE HACER

Para México

Este tema no es precisamente de los que abordo en este blog, sin embargo después de una reflexión de fin de semana pero que he venido generando después de unos meses de vivir este “rush” de elecciones, hoy creo que necesito desahogarme (por mí bien reprimido) y sacar lo que pienso de estos meses que hemos vivido regidos por candidaturas y marchas.

Creo que independientemente de quién haya sido el candidato por el que votamos (convencidos o por “utilidad”), desde hace varios meses hemos vivido un periodo de no-respeto al hablar y opinar de los candidatos tomándonos muy a personal la postura con la que congeniamos -como si fuéramos nosotros mismos los que estábamos ahí haciendo campaña-. Las redes sociales pusieron de vacaciones su esencia: En FB dejamos de ver la muestra de orgullosos padres o viajeros emocionados con sus 800 mil fotos, y en twitter, ya no sabíamos cada paso, fiesta, cruda e ida al baño de los que seguimos para convertirse en asesores políticos profesionales, lo cual llegó a ser muy pesado porque la “opinión personal” se volvió “ataque contra el que no cuadra con lo que creo” y agresiones virtuales que han sido motivo de enojos y hasta “unfollows” (en esta época el unfollow es la declaración de guerra más abierta como en la primaria que te hicieran la ley del hielo a la hora del recreo).

Es obvio que la intensidad con la que se vivieron estas elecciones está propocionalmente ligado al  bombardeo y abuso de redes sociales sobre el tema, de verdad (aunque no soy nada progre) creo en el cambio que se generó y en los movimientos de libertades y sobre todo la de libertad de  expresión que se gestaron a través de estos medios, pero creo firmemente en la opinión libre y no en el ataque, patrón que predominó  en estos meses.

Gran incongruencia (desde mi perspectiva) de los movimientos: Recurrente crítica a los medios y a las personas que no estaban con el candidato gallo de los que encontraron en la manifestación una forma de exigencia y de demostrar que la apatía había quedado atrás, (dejar atrás la apatía y manifestarse me parece uno de los grandes logros de este periodo electoral, sin embargo la intolerancia que tanto critican fue el espejo que al final para muchos que estaban ahí adentro les explotó en la cara). Bien por las universidades que se mantuvieron en el movimiento como algo apartidista porque necesitamos esto, el grito de inconformidad ante la evidente falta de respeto que los políticos y en muchos casos las instituciones nos han demostrado a los ciudadanos que de tontos, en serio, no tenemos un pelo. Estoy de acuerdo que a nuestro nuevo presidente lo vamos a tener auditado 24/7, porque yo a diferencia de mucha gente que no votó por él, yo tengo -en serio- expectativas y fé que va a cumplir y que sus propuestas y su mandato van dirigidos a todos y no solo a unos cuantos, -lo quiero creer y estoy esperando verlo- por muy mal que esté nuestro sistema, que no se prevean segundas vueltas y que 62% no votó por el próximo presidente, sí lo ponemos en perspectiva, el 68.5% no votó por la izquierda y el 75% por la derecha y bueno el 97.6% por el señor Quadro, así que lo que hay que pensar es porqué le regresaron el gobierno a estos que tanto nos caen mal… Sin embargo la opinión y las discordancias vienen de mexicanos que no estamos siendo apáticos y creo que eso es lo que hay que valorar y darnos cuenta de lo grandes que somos y no lo que hemos creído por mucho tiempo.

Después de tanto choro de analista política que quiere protagonizar lo que no hice en estos mesos (lo siento, eso nos han dado también las redes sociales, wannabe “15 minutes of fame”), el motivo real de mi reflexión va más allá de lo que hoy que estamos a punto ya de saber: Quien será el presidente electo (esperando que terminen los conteos distritales y ya sea oficial el resultado -y que realmente por parte de quien no gane respete el trabajo del IFE-), mi reflexión me inspiró mi patriotismo a tope: Leí el domingo un twitter de una conocida “cercana”, extranjera -centroamericana- (muy amiga de una toluqueña sumamente de izquierda -no es crítica-) que puso: “No puedo creer que ganó #peñanieto… Fijo hizo fraude” y ayer remata con “Impugnen esas elecciones mexicanos”. ME PUDO… me di cuenta que los mexicanos podemos decir misa, no estar de acuerdo y hasta atacar (sin faltarnos el respeto), pero explínqueme que hace una HONDUREÑA hablando de política mexicana “al grito de guerra”.

Gracias a eso me di cuenta lo importante que es expresarnos y en serio tomar partido ante las irregularidades y todo lo que vaya en contra de nuestro país y nosotros mexicanos, porque -somos nosotros- aquí y en el extranjero los que sabemos que pasa, los que conocemos nuestra política y los que tenemos DERECHO a decidir o quejarnos de lo que nos pasa, no un extranjero que ni siquiera ha venido a México.

En fin, empieza una nueva etapa de trabajo en conjunto, el gobierno y los ciudadanos, la prole que nos partimos la cara chambeando y tratando de ser mejores para tener un mejor país, creo (aunque en 6 años pueden pasar muchas cosas) que aun cuando haga un buen gobierno el partido de centro, veremos que la alternancia será la nueva forma de gobernar en México.

Deja un comentario

Archivado bajo COTIDIANIDAD, CULTURA, DE DAR, DE HACER, DE NO HACER