Archivo de la etiqueta: trabajo

Sin advertencia: ¿A donde se fue el 2013?

En Australia y Nueva Zelanda seguro están a escasos minutos de comerse las uvas y decir ¡¡¡¡Happy New Year!!!!!

Siento que hace unos minutos literal me senté a escribir Y decimos adios… y pedimos a Dios el 31 de diciembre de 2012 y heme aquí, 31 de diciembre de 2013 haciendo un recuento de este año que pasó en segundos…

Es posible hacer y vivir tantas cosas en 365 días y sentir que la semana pasada todavía era 2012, pues sí, pero también me gustaría sentir que este juego a veces sea más tipo It´s a small world y no el Rock `n´Roller Coaster starring Aerosmith (se notaron mis ganas de estar en Disney pasando el año).

En fin… bueno ya como fin de año, me quedo con las alegrías y los aprendizajes, las oportunidades y sobre todo con lo que cerró literal el primer semestre del año (30 de junio), el nacimiento de mi sobrino que es lo más increible y el mejor regalo del mundo mundial… después de 6 meses exactos ya es niñito, ya se para perfecto, casi gatea, dice ma ma ma ma y descubrió que gritar es una alarma absoluta de atención… ¡wow! De hecho el “chiquitito” es el mejor ejemplo de lo rápido que pasa el tiempo, así que este año me deja un gran aprendizaje… no hay que perder el tiempo, hay que buscar superarnos, ser mejores y como dice una muy buena amiga, buscar la felicidad (en todos los sentidos). Por eso, y aquí por escrito y ustedes como testigos, les digo que para el año que entra no tengo propósitos, sino metas, quiero superarme de todo lo que hice en este 2013, se los dejo como ejercicio para que lo piensen, creo que es mucho más fácil pensar en todo lo que hicieron y quieren seguir haciendo, si lo ven desde esta perspectiva:

Logros 2013

Metas 2014

Leí 6 libros Leer 8 libros (se vale más obvio)
Hacer 4 meses seguidos de ejercicio Lograr ver el ejercicio como parte de mi vida, aceptarlo y “amarlo”
No comer carbohidratos después de las 6 pm por 3 meses No comer carbohidratos después de las 6 pm salvo por excepciones como fiestas, eventos, reuniones, etc.
Dar el brinco más importante en mi desarrollo profesional: “Independizarme” Mantenerme en esa “independencia”, seguir aprendiendo y entender la vida sin un “sueldo fijo estable” por un sueldo que se gana de la chamba que haces (y puede ser mucho mejor)
Desarrollar en lo teórico un negocio Implementar y ejecutar ese negocio como parte complementaria de mi vida laboral.
Dejar 8 años de incertidumbres sentimentales. Encontrar la estabilidad sentimental.
Estar en el 1% de la espiritualidad. Crecer el porcentaje, no importa sí es a 2%, porque es más importante ya estar en el 1% que no estar.
Vivir el primer bache económico Concientizarme respecto a que cuando vives sola y tu te encargas de llevar una casa, los gastos de gustos se acaban o por lo menos tienen que disminuir.
Viajes varios Viajes varios +1
Coche nuevo Depa nuevo (o por lo menos ahorrar para el enganche)
Lograr disminuir el enojo por cosas sin importancia Lograr erradicar el enojo por ese tipo de cosas (y en general)
Tener “estrés” diagnosticado Preguntarle a la gente que significa el “estrés”
Felicidad latente Felicidad constante

Además quiero encontrar varias respuestas como… ¿Por qué Juana se dilata con la canasta de los cacahuates?

Que hayan tenido un gran año 2013 lleno de logros y aprendizajes y que 2014 sea mucho mejor, más pleno y lleno de felicidad y alegrías.

En 14 horas (para los de México y este uso horario) ¡Muy feliz 2014!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo COTIDIANIDAD, CURIOSIDADES, DE DAR, DE HACER

Multitasking ¿ventaja o carga?

Parte de porqué empecé a escribir este blog es para ejemplificar a la mujer multitasker y hasta hace 3 meses que inicié este proyecto yo en serio consideraba ser un ejemplo bastante bueno del multitasking ya que tengo la capacidad de estar en varias cosas a la vez y poder hacerlas todas (a veces bien y a veces no tanto), sin embargo es en estas últimas 3 semanas que realmente el multitasking se apoderó de mí…

Siempre he tenido la habilidad (o desventaja) de estar en varias cosas a la vez, tipo en la universidad le hacía caso al profesor, tomaba apuntes, platicaba con mi amiga la Nakecha o jugaba Sudoku con mi cuate Hansi y aún así me iba bien en calificaciones, no sé, también eran otras épocas…

Otra que varios que me conozcan y lean esto no podrán negar que soy capaz de estar como en 3 o 4 conversaciones a la vez y pongo atención a todas y opino en la mayoría… ya sé que ese no es solo un atributo mío sino que muchas mujeres lo han desarrollado a lo largo de la vida, pero oigan, al final eso ya es un caso de multitasking ¿no?

El caso más típico es a la hora de la chamba, estás en el teléfono, contestando un mail y haciendo un escrito, sacando números -o lo que haces regularmente en tu día a día- y muchas veces tu jefe por la otra línea pidiéndote que le ayudes a darle seguimiento a la recuperación de su membrecía en el club “whatever”…

Pues bueno, el tema de las últimas semanas se ha acrecentado exponencialmente ya que además de tener un trabajo “9 to 5” (más bien 8 to 6), me pidieron ser voluntaria en una asociación civil que se dedica al desarrollo de los niños, por lo cual mi corazón de pollo no pudo rehusarse -además me hace sentir mejor persona poder dar un poco a los demás-; y a eso súmenle que junto con mi hermana y una gran amiga decidimos montar un negocio de repostería, lo cual va arrancando pero A-laaaa que ha sido muy difícil, sobre todo para coordinarnos con los tiempos ya que mi hermana estudia una maestría en arquitectura y mi amiga es madre de mi sobrino increíble de 8 meses, así que aunque para las 3 es una satisfacción enorme empezar con un negocio propio, el cansancio y los sacrificios ya son parte de nuestros adjetivos diarios.

Obvio no descuido mi vida social y sigo twitteando, leyendo blogs y libros, viendo FB de vez en cuando y chateando en skype, gtalk y whatsapp… ¿normal no? Lo que sí es que ya no estoy tan al día con las series de la tele y jamás me paro ya por el cine, pero bueno, unas por otras ¿no? Muchos se identificarán conmigo, otros no tanto, pero para mí el ser multitasker es una habilidad que debe llevarse con mucho respeto, porque lo que no puedes permitir es que te gane la cantidad y dejar la calidad atrás y en todos los sentidos porque muchas veces estar en 3 pláticas a la vez hace que no estés en ninguna, por más que creas que sí, o hablar por teléfono y mandar el mail al mismo tiempo puede generarte que no adjuntes el “attachment” o peor aún, lo envíes a la persona que no querías que estuviera copiada…

¡Aahhhh! Y para no dejar “last but not least”, empecé este proyecto personal de canalización y diversión que ¡¡¡no quiero dejar!!! Por lo cual, a partir de ahora, para no dejar tanto tiempo de abandonamiento, escribiré artículos más cortos pero espero llenos de información interesante que a las mujeres (y hombres) multitaskers les sirvan y les gusten.

4 comentarios

Archivado bajo COTIDIANIDAD, CURIOSIDADES, DE HACER, DE NO HACER

Los romances oficinistas (godinez) ¿Jalán o mejor ni acercarnos?

Para los que en algún momento de nuestra vida hemos estado más tiempo en la oficina que en la calle o echando el cotorreo fuera, y para decir que estamos más tiempo es porque vamos mínimo de 9 a 8, tenemos que resignarnos a que tu vida inmediata es ahí, y yo como muchos, caí en el cliché del “romance oficinista” o “godinezlove” y pues tuvo sus buenas y sus malas, pero sí fue muy divertido. En mi caso no estaba prohíbido como política de la empresa, y de hecho hasta muchos lo exaltaban, sin embargo para que eso funcionara dentro del trabajo (ya es otra cosa lo que pasa afuera), si hubieron unos HACERES Y NO HACERES que subsistieron por varios años, algunos de los que mencionaré no fueron de experiencia propia pero sí de experiencias en ese trabajo.

El que hacer y que no hacer depende mucho de como quieres que se de, si es un noviazgo oficial pues igual no te importa mucho que todo mundo se entere, pero sí es algo casual igual quieres que se quede entre tu y el susodicho(a), por lo cual, aquí solo estamos enlistando los que a nuestro parecer nos funcionaron, ¿a ver, y ustedes que opinan?

HACER

  1. Aunque sepa todo el mundo del romanceo, dentro de la oficina se deben tratan como colegas.
  2. Sí te peleas, que nadie se entere. Es problema de dos, no de los demás.
  3. Si te peleas o tienes problemas con el godinez o la godinette, no puede repercutir en tu desempeño laboral.
  4. Trata que sea de un área distinta a la tuya, hay menos rose y/o competencia en su caso.
  5. Si quieren echar pasión, la sala de juntas es lo más in (más si están en gallineros y no tienen oficina propia).
  6. Cuando van con los demás colegas a beber después de trabajar, “jugar” abajo de la mesa sin que nadie se de cuenta es bastante sexy.

NO HACER

  1. Si es tu jefe, evítalo a toda costa, salvo que esté soltero y te de el anillo ese día.
  2. No tomar o pasarse de copas en las fiestas laborales porque es más fácil que se nos olvide el pudor y termines dando un PDA (Public Display of Affection) que el lunes no te vas  querer presentar.
  3. Si quieres echar pasión, por más arriesgado y emocionante que sea, no es muy correcto hacerlo en horas laborales, sí te cacha el jefe o cualquiera te puedes meter en un problemón. (Salvo que encuentren un safe spot que sepan que nadie va a llegar).
  4. Meterse a echar pasión a la oficina del jefe.
  5. Aprovechar las cámaras de vigilancia para grabar su propio video porno.
  6. Enamorarse.

Yo viví más el romanceo fuera por lo cual mis experiencias “in the office” son bastante escasas, espero ver aquí más de sus experiencias y obvio sus opiniones de los sí´s y no´s del romanceo oficinista.

GODINEZ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ DAMITA GODINEZ

5 comentarios

Archivado bajo COTIDIANIDAD, DE HACER, DE NO HACER, EVENTOS Y SOCIALES