Archivo de la etiqueta: universidad

Cerveza y un pastel de chocolate

Hace 15 años sí si, 15, (1999) fue el año que tomé una de las decisiones más importantes en mi vida –la universidad- no me arrepiento… pero sigo teniendo mis dudas de que hubiera pasado si no hubiera sido tan dura conmigo… en fin, esa es otra historia.

Pues al mismo tiempo que entré a la universidad, abrieron un lugar enfrente muy “cool”, por ex alumnos de la misma escuela a la que yo había ido y además eran los más guapos (en la escuela y en la universidad).

Tenían un menú muy innovador… “paninis” en esa época un panini era como un mezcal hace unos años, nuevo, no sabíamos bien que era y pero el morbo hacía que todos quisiéramos estar en ese lugar de onda que nos daba la oportunidad de salirnos un rato del mundo de números y estrés que nos generaba la tal H. Institución.

No se porqué, pero a mi el panini al principio no me llamaba la atención – al final era comida- no tenía ningún tipo de emoción, entonces optaba por pedir una CERVEZA y el mejor postre del momento que era un pastel de chocolate ¿qué combinación? Cerveza y postre ¡what! Oh sí…

Esa combinación me marcó de por vida… Después de tantas críticas, lo dejé de pedir, sin respetar lo feliz que me hacía pedir mi “paqueteempedes” (en esa época una chela me ponía bien simpática) por seguir la corriente y las reglas dictadas… Beeeeeee beeeee… -el borrego

15 años después lo veo y me da susto ver como nos podemos perder sin cuestionarnos lo que realmente nos hace felices, – lo digo en plural porque no creo ser la única que haya dejado de ser por aparentar algo que no era- o porque ni siquiera sabía que era o que quería ser, tan no sabía que estudiaba algo que no me hacía ni medio segundo feliz.

2 años después decidí que no podía seguir así y me cambié de carrera, ahí mismo, no me arrepiento ni dos segundos, fue la mejor decisión que pude haber tomado a mis 21 años, no obstante seguía siendo muy dura conmigo misma.

Es difícil aceptarlo, pero liberador al final. Con todo y que han pasado los años esta experiencia me sigue marcando, me sigue definiendo y me sigue haciendo pensar en esa re creación de mí, de lo que he sido, soy y quiero ser sin importar lo que digan afuera.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CURIOSIDADES, DE HACER, DE NO HACER

Multitasking ¿ventaja o carga?

Parte de porqué empecé a escribir este blog es para ejemplificar a la mujer multitasker y hasta hace 3 meses que inicié este proyecto yo en serio consideraba ser un ejemplo bastante bueno del multitasking ya que tengo la capacidad de estar en varias cosas a la vez y poder hacerlas todas (a veces bien y a veces no tanto), sin embargo es en estas últimas 3 semanas que realmente el multitasking se apoderó de mí…

Siempre he tenido la habilidad (o desventaja) de estar en varias cosas a la vez, tipo en la universidad le hacía caso al profesor, tomaba apuntes, platicaba con mi amiga la Nakecha o jugaba Sudoku con mi cuate Hansi y aún así me iba bien en calificaciones, no sé, también eran otras épocas…

Otra que varios que me conozcan y lean esto no podrán negar que soy capaz de estar como en 3 o 4 conversaciones a la vez y pongo atención a todas y opino en la mayoría… ya sé que ese no es solo un atributo mío sino que muchas mujeres lo han desarrollado a lo largo de la vida, pero oigan, al final eso ya es un caso de multitasking ¿no?

El caso más típico es a la hora de la chamba, estás en el teléfono, contestando un mail y haciendo un escrito, sacando números -o lo que haces regularmente en tu día a día- y muchas veces tu jefe por la otra línea pidiéndote que le ayudes a darle seguimiento a la recuperación de su membrecía en el club “whatever”…

Pues bueno, el tema de las últimas semanas se ha acrecentado exponencialmente ya que además de tener un trabajo “9 to 5” (más bien 8 to 6), me pidieron ser voluntaria en una asociación civil que se dedica al desarrollo de los niños, por lo cual mi corazón de pollo no pudo rehusarse -además me hace sentir mejor persona poder dar un poco a los demás-; y a eso súmenle que junto con mi hermana y una gran amiga decidimos montar un negocio de repostería, lo cual va arrancando pero A-laaaa que ha sido muy difícil, sobre todo para coordinarnos con los tiempos ya que mi hermana estudia una maestría en arquitectura y mi amiga es madre de mi sobrino increíble de 8 meses, así que aunque para las 3 es una satisfacción enorme empezar con un negocio propio, el cansancio y los sacrificios ya son parte de nuestros adjetivos diarios.

Obvio no descuido mi vida social y sigo twitteando, leyendo blogs y libros, viendo FB de vez en cuando y chateando en skype, gtalk y whatsapp… ¿normal no? Lo que sí es que ya no estoy tan al día con las series de la tele y jamás me paro ya por el cine, pero bueno, unas por otras ¿no? Muchos se identificarán conmigo, otros no tanto, pero para mí el ser multitasker es una habilidad que debe llevarse con mucho respeto, porque lo que no puedes permitir es que te gane la cantidad y dejar la calidad atrás y en todos los sentidos porque muchas veces estar en 3 pláticas a la vez hace que no estés en ninguna, por más que creas que sí, o hablar por teléfono y mandar el mail al mismo tiempo puede generarte que no adjuntes el “attachment” o peor aún, lo envíes a la persona que no querías que estuviera copiada…

¡Aahhhh! Y para no dejar “last but not least”, empecé este proyecto personal de canalización y diversión que ¡¡¡no quiero dejar!!! Por lo cual, a partir de ahora, para no dejar tanto tiempo de abandonamiento, escribiré artículos más cortos pero espero llenos de información interesante que a las mujeres (y hombres) multitaskers les sirvan y les gusten.

4 comentarios

Archivado bajo COTIDIANIDAD, CURIOSIDADES, DE HACER, DE NO HACER