Archivo de la etiqueta: godinez

La complejidad de las despedidas…

Y no solo me refiero a la despedida meláncolica del amor cuando una pareja se despide en el aeropuerto, o dos grandes amigos que viven en diferentes ciudades y no se van a ver en mucho tiempo, o una mamá la primera vez que deja a su bebesaurio en el kinder… no, de esas no quiero escribir, quiero escribir de las despedidas godinez, o sea las despedidas de un correo electrónico.

Aunque se ha llegado a decir que entre los chats, mensajes de textos, redes sociales con mensajes instantáneos integrados y cualquier tipo de comunicación que ya esté integrada a un smartphone ha dejado atrás al sistema del correo electrónico es obsoleto pero la verdad  es que como herramienta de trabajo es escencial y un godinez no puede vivir sin ella.

Sin dar más preámbulos, porque no se ahorran la inspiración y se despiden con “Gracias” o “Saludos”… ahhhh no… hay que ponerle crema a los tacos y por eso, éstas son algunas de las despedidas imaginativas de los godinez en sus correos electrónicos:

  1. Saludos “cordiales” (ok… este todavía)
  2. Quedo de ti o quedo de usted (¿eso queeee?)
  3. Agradeciendo el apoyo, reciban un cordial saludo (incluir “apoyo” en cualquier frase es símbolo de godinez experimentado)
  4. Por su comprensión y tiempo, gracias (formalidad de godinez pura sangre)
  5. Espero tu comprensión, gracias (Whaaaaat???)
  6. Que tengas un buen provecho (solo uno okkkk)

En conclusión… para mí con poner “Saludos” es más que suficiente, pero sin juzgar hay gente mucho más rimbombante que le gusta ponerte que tengas una “genial” tarde y con eso cumple su cuota de amabilidad… en fin, ser godinez es un arte…

Xoxo

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CULTURA, CURIOSIDADES, DE HACER, DE NO HACER

Los romances oficinistas (godinez) ¿Jalán o mejor ni acercarnos?

Para los que en algún momento de nuestra vida hemos estado más tiempo en la oficina que en la calle o echando el cotorreo fuera, y para decir que estamos más tiempo es porque vamos mínimo de 9 a 8, tenemos que resignarnos a que tu vida inmediata es ahí, y yo como muchos, caí en el cliché del “romance oficinista” o “godinezlove” y pues tuvo sus buenas y sus malas, pero sí fue muy divertido. En mi caso no estaba prohíbido como política de la empresa, y de hecho hasta muchos lo exaltaban, sin embargo para que eso funcionara dentro del trabajo (ya es otra cosa lo que pasa afuera), si hubieron unos HACERES Y NO HACERES que subsistieron por varios años, algunos de los que mencionaré no fueron de experiencia propia pero sí de experiencias en ese trabajo.

El que hacer y que no hacer depende mucho de como quieres que se de, si es un noviazgo oficial pues igual no te importa mucho que todo mundo se entere, pero sí es algo casual igual quieres que se quede entre tu y el susodicho(a), por lo cual, aquí solo estamos enlistando los que a nuestro parecer nos funcionaron, ¿a ver, y ustedes que opinan?

HACER

  1. Aunque sepa todo el mundo del romanceo, dentro de la oficina se deben tratan como colegas.
  2. Sí te peleas, que nadie se entere. Es problema de dos, no de los demás.
  3. Si te peleas o tienes problemas con el godinez o la godinette, no puede repercutir en tu desempeño laboral.
  4. Trata que sea de un área distinta a la tuya, hay menos rose y/o competencia en su caso.
  5. Si quieren echar pasión, la sala de juntas es lo más in (más si están en gallineros y no tienen oficina propia).
  6. Cuando van con los demás colegas a beber después de trabajar, “jugar” abajo de la mesa sin que nadie se de cuenta es bastante sexy.

NO HACER

  1. Si es tu jefe, evítalo a toda costa, salvo que esté soltero y te de el anillo ese día.
  2. No tomar o pasarse de copas en las fiestas laborales porque es más fácil que se nos olvide el pudor y termines dando un PDA (Public Display of Affection) que el lunes no te vas  querer presentar.
  3. Si quieres echar pasión, por más arriesgado y emocionante que sea, no es muy correcto hacerlo en horas laborales, sí te cacha el jefe o cualquiera te puedes meter en un problemón. (Salvo que encuentren un safe spot que sepan que nadie va a llegar).
  4. Meterse a echar pasión a la oficina del jefe.
  5. Aprovechar las cámaras de vigilancia para grabar su propio video porno.
  6. Enamorarse.

Yo viví más el romanceo fuera por lo cual mis experiencias “in the office” son bastante escasas, espero ver aquí más de sus experiencias y obvio sus opiniones de los sí´s y no´s del romanceo oficinista.

GODINEZ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ DAMITA GODINEZ

5 comentarios

Archivado bajo COTIDIANIDAD, DE HACER, DE NO HACER, EVENTOS Y SOCIALES